No seas gruñón: aprende a llevarte bien con los demás

No importa si usted es una persona amable, feliz de trabajar con todas las fuerzas para abordar un proyecto, o un introvertido, en su casa en el laboratorio o detrás de una computadora. La cultura corporativa de hoy exige que trabajes bien con los demás, independientemente de tu preferencia.

Vale la pena mejorar sus habilidades interpersonales, ya que puede pagar grandes dividendos. Las personas prefieren trabajar con las personas que les gustan, y ser simpático te permite ganar la cooperación de otros que pueden ayudarte a alcanzar tus objetivos. Si eres brusco, indiferente, grosero, descortés, mezquino o desagradable de alguna manera, las personas cuya ayuda puedas necesitar están menos inclinadas a cooperar. Una disposición agria puede hacer que las personas lo eviten, y también puede deprimir su propio estado de ánimo.

Este artículo incluye sugerencias para ayudar a cualquier persona a ser un mejor compañero de trabajo, pero será particularmente útil para aquellos que no son aficionados a grupos, equipos, empleados, jefes, vendedores o clientes.

Llama a las personas por sus nombres

Recordar y usar el nombre de alguien es una señal de respeto que causa una impresión duradera. El problema, sin embargo, es recordar todos esos nombres. Cuando conoces a alguien por primera vez, usa su nombre dos o tres veces; la próxima vez que te encuentres con ellos, llámalos por su nombre.

Si no lo recuerda, discúlpese, pídales que lo repitan y una vez más use su nombre un par de veces. Pronto mejorará su capacidad de recordar nombres. También es crítico usar el nombre correcto, así que asegúrese de preguntarle a Alvin, por ejemplo, si prefiere Al o Alvin.

Escucha más, habla menos

Tenemos dos oídos y una boca, por lo que debemos escuchar el doble de lo que hablamos, pero, por supuesto, eso no suele ser lo que hacemos. Muchos de nosotros escuchamos pero realmente no escuchamos. Esperamos la oportunidad de participar y hablar sobre lo que creemos que es interesante o importante. Si descubres que comienzas a hablar antes de que otros terminen, es probable que estés más concentrado en lo que quieres decir que en escuchar. A la mayoría de la gente no le gusta que lo interrumpan porque indica que el oyente no está realmente interesado.

Evite dar consejos no solicitados

Las personas valoran el asesoramiento en función de lo que pagaron, que en el caso de un asesoramiento no solicitado es cero. Ofrecer consejos no solicitados puede ser irritante u ofensivo, porque parece que la intención es presumir en lugar de ofrecer ayuda. El único momento en que se justifica un consejo no solicitado es cuando observa acciones que son peligrosas. No dude en ofrecer asesoramiento si cree que podría garantizar la seguridad de las personas y / o la propiedad.

Perder la complejidad de superioridad STEM

El conocimiento de STEM no te hace superior a las personas que no son STEM. Todos tienen habilidades valiosas que aportan a un equipo y a la sociedad en general. Debo admitir que mi propia madre, una ex maestra de tercer grado, me aplasta en Jeopardy . Deberías estar orgulloso de tu destreza técnica, pero mantén ese orgullo bajo control en una empresa mixta. A nadie le gusta un esnob o una persona con un complejo de superioridad, y no hay razón para hacer que los demás se sientan inferiores.

Usa buenos modales

La etiqueta social siempre es importante, pero tiene un impacto real en un entorno profesional. Siempre sea cortés con los servidores, el personal y los demás asistentes a cenas de negocios, conferencias u otros eventos. Esto incluye todos los aspectos básicos de los buenos modales, como decir “por favor” y “gracias”, mantener las puertas abiertas y hacer charlas amistosas. En un entorno de fabricación, los buenos modales podrían ser tan simples como volver a colocar las herramientas y el equipo cuidadosamente después de su uso.

Los buenos modales también deberían extenderse a la configuración virtual. Las personas a menudo se sienten envalentonadas cuando están detrás de un teclado. Los comentarios groseros, ofensivos, enojados o insultantes hechos en las redes sociales impactarán negativamente en su imagen e incluso podrían ser perjudiciales para su carrera. Los correos electrónicos a menudo se escriben a toda prisa y luego se envían de inmediato. Si está enojado o molesto, no envíe el correo electrónico de inmediato. Cree un borrador y luego edítelo para eliminar su irritación evidente, y si es realmente mordaz, tal vez el correo electrónico no debería enviarse en absoluto. Si no diría algo cara a cara, no lo diga en línea o en un correo electrónico.

No hables mal de los demás

Ben Franklin aconsejó: “No hables mal de nadie, pero habla todo lo bueno que sabes de todos”. Aplique este consejo y evite chismes o basura hablando de otros. Sus palabras pueden volver a la persona a la que se postulan, lo que podría ser vergonzoso y reflejarse mal.

Mantenga un discurso positivo y productivo, incluso si el foco cambia a figuras públicas. Si bien puede ser socialmente aceptable comentar sobre celebridades, figuras políticas, etc., su crítica corre el riesgo de comenzar una discusión.

Mira tu tono y comportamiento

Su tono, lenguaje corporal y expresiones faciales transmiten su actitud, lo cual es problemático si está enojado, hostil o de mal humor. Haz tu mejor esfuerzo para controlar las expresiones faciales que significan indiferencia, molestia, enojo o desdén. No tiene que forzar una sonrisa si se siente desagradable, pero al menos trate de mantener una expresión neutral.

Dicho esto, podrías intentar sonreír para beneficio tuyo y de los demás. Puede ayudar a disipar la ira y las emociones negativas, levantando el ánimo. También puede ayudar a calmar a otros que se sienten insatisfechos o molestos. Si usted es un líder, esto puede beneficiar a su equipo en reuniones tensas u otras interacciones.

Guarda tus gérmenes para ti

Al parecer en la planta al toser, estornudar y tener fiebre no solo afecta tu productividad, sino que expones a otros a tu enfermedad y también puede afectar su desempeño. Trabajar enfermo puede degradar el rendimiento del equipo e irritar a tus jefes.

La línea de fondo

Muchos de nosotros nos convertimos en ingenieros porque disfrutamos pensando y resolviendo problemas técnicos. Llevarse bien con los demás es un problema de personas que queda fuera de nuestro enfoque general. Si bien puede pensar que esta habilidad es insignificante en comparación con las habilidades técnicas, ambas son igualmente críticas para la empleabilidad. Resolver problemas e implementar soluciones solo es posible con conocimientos técnicos e interpersonales. Su solución genial solo se implementará si otros están dispuestos a trabajar con usted.

Roberth W. Bly (Ingeniero Químico y Escritor)

Articulo Publicado Originalmente en la revista CEP de AIChE

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba