Aislamiento Social por el COVID-19 y la Reducción de la Contaminación del Aire

Los gases de efecto invernadero (GEI)

Son aquellos gases que tienen la capacidad de absorber y re emitir la energía térmica que proviene del sol y la que refleja la superficie de la Tierra hacia el espacio. El clima se ajusta, de algún modo, a los incrementos de los GEI en la capa inferior de la atmósfera, en orden a mantener el balance energético. Este ajuste genera un “cambio climático” que se manifiesta en un aumento de la temperatura global (calentamiento global) y genera el aumento del nivel de los mares, cambios en los regímenes de precipitación y en la frecuencia e intensidad de eventos climáticos extremos (tormentas, huracanes, fenómenos del niño).

Los principales GEI son el vapor de agua (H2O), óxido nitroso (N2O), metano (CH4), ozono (O3) y el más conocido y principal responsable del incremento del efecto invernadero es el dióxido de carbono (CO2), producido cuando cualquier compuesto que contenga carbono (ej. combustibles fósiles) se quema en presencia de oxígeno (O2) y además es el principal responsable de la acidificación de océanos, ya que se disuelve en el agua formando ácido carbónico.

El dióxido de nitrógeno (NO2), no constituye un GEI, pero sí un indicador de primer nivel de la actividad industrial a nivel mundial y es producido en los procesos de combustión a altas temperaturas, como en vehículos motorizados y las plantas industriales. Es un contaminante frecuente en zonas urbanas, pues afecta principalmente al sistema respiratorio, y es uno de los responsables de la lluvia ácida, ya que al disolverse con agua forma el ácido nítrico.

Gráfico: Principales GEI (Fuente: climate.org)

Contaminación del aire en tiempos de COVID19

La pandemia provocada por el nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2,  que genera la enfermedad del COVID 19, ha llevado a que numerosos países- uno de ellos el Perú- opten por poner en aislamiento obligatorio a su población, lo cual ha implicado el descenso del tráfico de vehículos de combustión y la reducción de la actividad industrial. Esta medida se ha traducido, en resultados ambientales,  en una menor emisión de gases contaminantes y de partículas en suspensión, tal y como han observado, con ayuda de satélites, desde el espacio primero en China, donde  los autos dejaron de emitir 150 millones de toneladas de CO2 en las últimas semanas y el descenso de la emisión de NO2 ha sido espectacular.

Perú no es ajeno a esta realidad, pues las mediciones de la calidad del aire en Lima muestran que ha mejorado considerablemente, durante la primera semana de asilamiento arrojó cifras de hasta 15 µg/m3 (microgramos por metro cúbico) de material particulado PM 2.5,  siendo este valor uno de los más bajos registrados en los últimos 03 años según la información del Ministerio del Ambiente (MINAM).

Respecto a los GEI, con fines de cálculo, si consideramos como único componente de la gasolina al 2, 2, 4-trimetilpentano (isooctano), cuyo poder antidetonante (octanaje) es igual a 100 y su fórmula es C8H18, cuando éste combustiona en la proporción adecuada con el oxígeno del aire se obtiene estequiométricamente  8 moles de CO2 por cada 1 mol de C8H18, llegando a la relación de 2.1 Kg CO2 producido por cada litro (L) de gasolina consumida, lo cual se muestra en la siguiente tabla resumen:

Gráfico: Cálculo de la relación CO2/C8H18

De esta tabla podemos concluir que por cada litro de gasolina que se deja de utilizar se evita la generación de 2.1 Kg de CO2. Si consideramos, en base a estadísticas, y  con fines de cálculo que en las ciudades 1 L de gasolina rinde 12 kilómetros (Km), entonces si multiplicamos lo siguiente: (2.1 Kg CO2 /L)x(1L/12Km), se obtiene  0.175 Kg CO2 por cada Km de recorrido.

Según la big data del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), los vehículos particulares en Lima recorren 20 Km en promedio por día. (Fuente: El Comercio 22/3/2020). Anteriormente se ha calculado la relación 0.175 Kg CO2 / Km, si se multiplica por 20 Km de recorrido promedio por cada vehículo, se obtiene que cada vehículo genera aproximadamente 3.5 Kg de CO2 por día en su recorrido.

En Lima se concentra el 66.9% del total de vehículos livianos del país, de los cuales se calcula que 1, 667,919, durante estos días de aislamiento social, han dejado de circular de manera casi total (Fuente: El Comercio 22/3/2020). A partir de este valor, si se multiplica la cantidad de vehículos que han dejado de circular por los 3.5 Kg de CO2 que genera cada uno, se obtiene 5,800 toneladas de CO2 que se dejan de emitir por día, por lo cual durante los primeros 15 días de aislamiento, los vehículos dejarían de emitir unas 87,000- 90,000 toneladas de gases contaminantes.

Según un estudio de los municipios de San Isidro y San Borja junto a la  start-up IOTLAB.pe, durante los cuatro primeros días de aislamiento social, la Av. Javier Prado registró 30% menos de material particulado debido a la restricción en la movilidad. (Fuente: El Comercio 22/3/2020).

Gráfico: Vehículos en la Vía Expresa de Lima

¿Qué se sabe del nuevo coronavirus?

Por otro lado, se presume que el nuevo coronavirus, detectado por primera vez en diciembre del 2019,  tiene un origen zoonótico, es decir, pasó de un huésped animal a uno humano. Se han propuesto diversas posibilidades, entre ellas murciélagos, serpientes y pangolines, y que probablemente el brote se originó por contacto directo con estos animales en el mercado de la ciudad de Wuhan en China.  Un estudio de febrero del 2020 en China, dio a conocer que el coronavirus procedente de pangolines salvajes (cuya captura y venta es ilegal en China) tiene una secuencia genética que coincide en 99% con el SARS-CoV-2.  (Fuente: Chinese study: Pangolins likely intermediate host of novel virus). Posteriormente hubo una rectificación en las conclusiones de este hallazgo por lo que se  continúan las investigaciones de los científicos.

Un mensaje para la reflexión

El mensaje que comparto de la Global Wildlife Conservation es que debemos tomar conciencia deteniendo el comercio y consumo de animales silvestres y detener la destrucción de la naturaleza, para así evitar pandemias.

Es responsabilidad de todos quedarnos en nuestras casas para frenar el avance de esta pandemia, recordemos la significativa y esperanzadora frase del historiador Jorge Basadre: “El Perú es más grande que sus problemas”.

Gráfico: Mensaje de Global Wildlife Conservation

Artículo escrito por: Nilton Curi (Ingeniero Químico).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba