Desenvasando el planeta

Las imágenes dramáticas de plástico que flotan en nuestros océanos y las historias de su detrimento de la vida marina han llamado la atención del público hacia la industria del plástico y especialmente los envases de plástico, que representan el 26% de todos los plásticos utilizados por volumen. Las Naciones Unidas (ONU) estiman que el equivalente de un camión de basura de desechos plásticos se vierte al océano cada minuto, y un informe reciente de la Fundación Ellen MacArthur proyecta que para 2050, más plástico que peces flotará en el océano. Incluso en áreas con infraestructura de reciclaje formal, las tasas de reciclaje de envases de plástico son extremadamente bajas. Gran parte termina en vertederos o se elimina de forma ilegal, lo que afecta negativamente a los sistemas naturales de los que dependemos para obtener recursos.

El estado actual de los envases de plástico

Las cadenas de suministro actuales para envases de plástico son insostenibles. Los desechos plásticos no solo causan daños al medio ambiente y a la salud humana, sino que también representan un valor perdido para un sector importante de la economía global. Este flujo de material se pierde innecesariamente como desperdicio después de aplicaciones de un solo uso.

A pesar de sus inconvenientes, no es realista ni prudente abandonar o reducir el uso de envases de plástico. Los plásticos son funcionales y de bajo costo. Mejoran la eficiencia de los recursos al extender la vida útil de los alimentos, lo que mantiene más materia orgánica fuera de los flujos de residuos. Y, como alternativa a la madera y el metal, permiten paquetes livianos, lo que minimiza el uso de combustible para el transporte.

Un enfoque sistemático

Existen oportunidades para aumentar la rentabilidad de los envases de plástico y reducir sus impactos negativos, pero esto requiere un cambio de un modelo económico lineal a uno circular. Esta revisión requerirá un enfoque sistémico que vaya más allá del progreso incremental. Implicará la colaboración global entre empresas, gobiernos y otras organizaciones.

Librar nuestros sistemas naturales de desechos plásticos implicará la remediación, así como los procesos para evitar que los plásticos nuevos ingresen al medio ambiente. Una economía efectiva de plásticos post-uso es clave para lograr esto último. Es necesario establecer esquemas innovadores de recolección y clasificación de reciclaje que sean drásticamente más efectivos y económicos que los métodos existentes. Una contrapartida vital para los esfuerzos de reciclaje es encontrar aplicaciones de alto valor para los flujos de productos y ampliar la capacidad de la infraestructura para que coincida con el suministro de materia prima.

Incentivos económicos para evitar el desperdicio de plástico

Mantener los envases de plástico fuera del medio ambiente requerirá incentivos económicos claros para evitar que estos materiales se conviertan en desechos. Un cambio del empaque de un solo uso al empaque reutilizable, por ejemplo, aumentaría la productividad de los recursos y capturaría el máximo valor del material. Además, dado que algunas fugas al medio ambiente son inevitables, los materiales de embalaje deben ser menos dañinos.

Varios interesados pueden ser impulsados a la acción sobre este tema por los beneficios e incentivos asociados con hacer el cambio. Los gobiernos se beneficiarán de la preservación de sus comunidades y capital público al minimizar la necesidad de rellenos sanitarios y la eliminación ilegal de desechos, reducir los costos de atención médica y aprovechar las oportunidades para las asociaciones público-privadas. La financiación debe dirigirse hacia innovaciones que aumenten los incentivos financieros para mantener los materiales fuera del entorno natural y en la cadena de valor circular. Las empresas que apoyan tales iniciativas cosecharán beneficios de la resonancia de la marca, y se darán cuenta de las oportunidades de ahorro de costos asociados con las emisiones y materias primas alternativas.

Estado final de la vida de los plásticos

Están surgiendo muchas iniciativas a gran escala, respaldadas por la industria, que apuntan a la etapa final de la vida útil de los plásticos para mejorar la huella económica, humanitaria y ambiental de este sector. Algunos implementan la tecnología blockchain para permitir una mejor cooperación y una adopción más rápida. En una cadena de bloques, los registros de transacciones no pueden ser manipulados una vez registrados. Esto proporciona trazabilidad y transparencia para garantizar en última instancia la confianza entre las muchas partes interesadas a medida que el material cambia de manos a lo largo de su cadena de valor, desde el abastecimiento hasta la producción, el consumidor, la recolección y el reprocesamiento al final de la vida útil.

El banco de plástico

Una de esas iniciativas es el Plastic Bank, que está creando cadenas de suministro de residuos plásticos de origen ético en los que los empresarios individuales tienen incentivos económicos para recolectar plástico. El plástico recolectado se puede revender a las marcas para su uso en la fabricación o puede ser utilizado por individuos como moneda en las economías locales. Plastic Bank actualmente opera en Haití y Filipinas (con planes de expandirse a Brasil, Indonesia, Sudáfrica, el Vaticano, Panamá e India) y cuenta con el respaldo de la industria, incluidos Henkel y Shell, así como IBM, que impulsa su blockchain plataforma. Microsoft y Mojix anunciaron otro proyecto de blockchain que se centrará en la gestión de la cadena de suministro de plásticos y ayudará a dar cuenta incluso de los plásticos difíciles de rastrear, como pajillas, tapas y envases de condimentos que se pueden romper.

Podemos esperar ver cambios reales en el sector del embalaje de plásticos, impulsados por una mayor conciencia pública e indignación, y impulsados por la innovación y las tecnologías modernas, así como por fuertes incentivos financieros.

Artículo escrito por Lucy Alexander (USA)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba